Aprendizaje del Canto, clases de canto barcelona, Taller de canto

Formar parte de un grupo coral

Aprender canto acompañado

Es una de las mejores formas, ya que la gente que es tímida tiende a soltarse más cuando está cantando en grupo.  Los ejercicios vocales dedicados a mejorar la emisión de la voz y superar cualquier problema a ese respecto, se pueden comparar cuando los practicamos en un taller.

La afinación, un factor importante.

También hay que destacar que en la clase tipo workshop, la afinación se trabaja mucho mejor y se corrigen defectos rápidamente.  El hecho de preparar repertorio a varias voces, induce a trabajar la concentración cantando su parte correspondiente sin “copiar” al otro registro.

En cuanto a la lectura de las partituras, mucha gente piensa que no podría participar debido a no saber leer música.  Pero eso es un mito.  Las letras de las canciones vienen impresas también, así que basta con seguir el ritmo de los demás y leer su parte.  Es una actividad en la que se aprende de forma colectiva y colaborativa.

Taller de canto o canto terapia?

Y aquí es interesante hacer una diferencia.  Existen profesionales que ofrecen grupos de canto sin repertorio o técnica concreta.  Simplemente a “conectarse” con su voz, a perder el miedo, a realizar una actividad más inclinada a la terapia psicosocial que a la música.  Es tan válido como cualquier otro workshop, pero deberían explicar bien y publicitarse bien, ya que se publicitan como enseñanza del canto, que no son.

Un workshop o taller de canto tiene un componente musical importante, que no por esto es imposible de conseguir (recordemos que de niños siempre hemos cantado en coros, incluso sin saber música, sin conocimientos teóricos).  No se trata de una catarsis a través del sonido, sino, de una manera de llegar al disfrute, a la conexión, a la libertad a través de un trabajo paciente y delicado.  No se trata de dar gritos desgarradores sino realizarse a través de la belleza del arte.