Clases de canto, Vocal Coach Online

Estás interesado en clases de canto? Qué es lo primero… que tienes que saber.

En cuestión de voces, cada voz es diferente

Y está ligada íntimamente con la personalidad de cada uno.  Hay voces suaves, voces estridentes, agudas, rasposas, etc… Todos y todas hablamos según nuestra personalidad: de forma alegre, tímida, extravertida, vocalizando mucho, apenas moviendo los labios, bajo, fuerte, etc…

Por ello es importante saber que dependiendo de las características de cada un@, el camino del aprendizaje puede ser más o menos largo.
Lo único que es igual es la técnica, que es la misma para todos.  Aprender a respirar en la medida justa, evitar tensiones, relajar la musculatura laríngea y tener cierta tonicidad en los músculos abdominales que nos ayudan a apoyar y acompañar a la voz puede ser una tarea larguísima, de muchos años, 10, 15 años en los casos en que el repertorio que se quiere cantar sea complejo.

El repertorio en la clase de canto

En caso de que el alumn@ desee enfocar un repertorio más simple en cuanto a lo que es la producción vocal (jazz, pop, rock, músicas populares en general), y que sepa que no cantará a capella, sino que lo hará con micrófono, este camino puede ser más corto.  Aunque la base será la misma.

La paciencia en las clases de canto

En las clases de canto hay que tener paciencia y darle tiempo al cuerpo a adaptarse a los ejercicios paulatinamente para poder sacar provecho.  Es bueno elegir un repertorio que esté al alcance del alumn@, y descubrir nuevos horizontes también abre posibilidades.  A veces pensamos que ciertas músicas son muy difíciles por desconocimiento, pero en realidad están más adaptadas al instrumento voz.

También es muy bueno reulitizar los hábitos de buena respiración, dicción y relajación mandibular para la vida cotidiana que se practican en la clase de canto, para aplicarlos en el trabajo y en otros momentos de la vida (cuando salimos y estamos en un ambiente muy ruidoso, por ejemplo).

Y de esta forma se abre el universo de la voz humana, que con un poco de insistencia y adaptación puede llegar a ser de gran disfrute.