Aprendizaje del Canto, Pedagogía del Canto, tecnica del canto

La espiración en el canto

La forma en la cual exhalamos el aire para cantar es tan importante, como la manera misma de respirar. Esta “columna de aire” que hemos de espirar debe salir la manera más controlada posible para poder servir de base al sonido que será la transformación.

Principalmente, una vez que hayamos notado el “ensanchamiento” de nuestra parrilla costal y seamos conscientes de las sensaciones que tenemos con estos movimientos corporales, debemos sentir que nos “sentamos” en el diafragma y comenzamos a soltar el aire de forma muy lenta y evitando sobretodo que el diafragma vuelva a subir violentamente. Siempre dejándolo bajo. Esto se puede practicar emitiendo un soplido muy lento al principio, incluso colocando una vela encendida delante, tratando de que el fuego no se apague.

Una vez hayamos practicado bastante el ejercicio anterior, podremos espirar en varios tiempos con una pequeña pausa. Se hace una respiración y se comienza espirando en tres tramos, luego en cuatro, cinco, seis, etc. Se tendría que poder llegar a 10 tramos.

Esto puede resultar bastante trabajoso al principio, pero muy rápidamente el cuerpo de habitúa a este tipo de respiraión diafragmática y se hace automáticamente.
En el siguiente esquema podremos observar el movimiento del diafragma:

diafragmarespiracioncanto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.