Organizadores de boda

Los organizadores de boda actualmente conocidos como wedding planners son una de las mejores opciones para dejar en manos de un profesional toda la organización y contratación de servicios desde las invitaciones hasta la contratación de músicos.

Estos expertos cuentan con gran cantidad de profesionales de los servicios que se utilizan en una boda para brindar una paleta muy variada a los contrayentes, y que estos puedan elegir en función de sus preferencias y presupuesto todo lo relativo a su evento.  Desde la finca donde se realizará, los jueces de paz para la ceremonia civil, el tipo de amenización musical, el d.j., el fotógrafo/a, la impresión de las invitaciones, etc…

Desde eventos con  músicos hacemos descuentos a wedding planners para que éstos puedan ofrecer nuestros servicios musicales y que los novios no tengan que preocuparse por estar en detalles como el sonido, el pago del espectáculo, etc.   El encargado de organizar la fiesta tendrá una reunión con nosotros cuando el sitio esté decido para trabajar sobre detalles de la colocación física de los músicos, los equipos, el tipo de vestimenta, el sonido, el repertorio.  Los novios pueden orientar sobre los gustos musicales al wedding planner que es quien se encargará de seleccionar el repertorio y la instrumentación con nosotros.

Las ocho beatitudes del cantante

En una entrada anterior he recomendado algunos libros como guía en el estudio del canto que conviene tener a mano para despejar dudas.  Uno de ellos, El Estudio del Canto de Madelaine Mansion, nos deja hacia el final con una lista de “beatitudes” que debe poseer o debe tener la suerte de poseer un cantante… Aquí están:

  • Bienaventurado el cantante que ha sido guiado con sabiduría desde el comienzo de sus estudios
  • Bienaventurados los cantantes que disfrutan de buena salud y de un sueño tranquilo
  • Bienaventurado el que posee suficiente voluntad para dominar sus nervios
  • Bienaventuado aquel cuyo trabjao y cuyo descanso son respetados por los que lo rodean
  • Bienaventurado el cantante que, no habiendo perdido años irreemplazables “buscando la voz” sabe ya conducirla y posee todavía el dinamismo de la juventud.
  • Bienaventurado aquel que libre de toda preocupación material puede entregarse en cuerpo y alma al canto
  • Buenaventurado el cantante que cuenta con un buen acompañante entre sus allegados
  • Bienaventurado aquel que no se deja desalentar por un fracaso o por críticas venenosas.